Crítica de Soy Leyenda

|


Finalmente pude ver esta película a la cual le traía muchas ganas y tengo que decir que no me decepcionó en lo absoluto, es más, supero ampliamente mis expectativas. Will Smith se consolida como una estrella capaz de soportar todo el peso dramático sobre sus hombros y además conseguir cantidades absurdas de dinero en taquilla por su sola presencia.

Basada en la novela de Richard Matheson publicada en 1954, Soy Leyenda nos narra la cruzada del teniente Robert Neville por descubrir la cura para un virus que acabó con la mayor parte de la población mundial y que a su vez alteró a ciertos humanos conviertiéndolos en monstruos (vampiros en la novela) que se alimentan de carne pero que sólo pueden salir durante la noche debido a su sensibilidad a la luz.

Anteriormente la novela ya había sido llevada a la pantalla grande, primero en 1964 con Vincent Price en The Last Man of Earth y luego en 1971 con Charton Heston a la cabeza del reparto en The Omega Men, la cual es la más conocida de las dos (de hecho, uno de los especiales de Halloween de los Simpsons parodia a esta última en el segmento donde Homero sobrevive a un desastre nuclear que acaba con toda la población de Sprienfield).

La primera escena nos explica el origen del virus, en la cual donde podemos comprobar el intento del hombre por ser Dios y los terribles resultados que esto puede ocasionar. Tengo que decir que ver un Nueva York deshabitado impresiona bastante y te hace pensar en el fin que en algún momento tiene que llegar para el ser humano. Posteriormente se nos presenta al personaje de Smith quien deambula por las calles buscando sobrevivientes y los hábitos que realiza para evitar caer en la locura; además cuenta con la compañíaa de una perra quien también sobrevivió al mortal virus.

Will Smith logra una actuación convincente trasmitiendo esa especie de paranoia-locura natural a la que se enfrenta su personaje, sabedor de que él es la última esperanza para los pocos humanos que quedan, mismos que intentan darle caza. Tengo que mencionar que no es una película de acción aunque tiene ciertos eleméntos del género, aunque sin duda se orienta más al suspenso (el cual es previsible, pero que no por eso pierde su efectividad), sin embargo las situaciones se desarrollan con mucha calma pero esto no afecta ni la hace aburrida.

Quizás el mayor pecado recaiga en el aspecto técnico. Si bien es cierto que la recreación de la ciudad es muy buena (parece que la mayor parte del presupuesto se fue para este fin) no se puede decir lo mismo de la apariencia de los monstruos, los cuales se ven poco pulidos y pareciera que les faltó dedicarles más tiempo (y dinero) a su creación porque si se ven medio falsos. Pero es un pecado menor que no demerita tanto el resultado.
También el final no es de mi agrado, siempre he pensado que este tipo de historias no pueden concluir de forma feliz debido a todos los factores que intervienen.

Como detalle a resaltar en esta cinta el título tiene un tono un tanto mesiático mientras que en la novela hace referencia a que el personaje se convierte en leyenda pero para los engendros, quienes lo ven como una gran amenaza para su especie.

Por mi parte salí tan encantado que ya compre la novela y la estaré leyendo en estos días mientras espero a que salga en DVD. Por cierto es sumamente importante que se vea en formato IMAX para tener un mayor impacto (y como plus se puede ver un avance de Dark Knight).

1 comentarios:

ALT3R dijo...

si, todos coincidimos en lo mismo, los vampizombies desgracian el aspecto visual de la pelicula

Anuncios google