Crítica de Vicky Cristina Barcelona

Woody Allen es quizás uno de los cineastas más prolíficos y a la vez más venido a menos de la actualidad. Para críticos y publico en general, las mejores cintas del director se rodaron hasta la mitad de los 90 y es que el hecho de filmar una película al año de manera religiosa ha provocado desgaste en sus antes geniales propuestas. Sin embargo y luego del anuncio de que su amado Nueva York sería sustituida como escenario de las historias para dar paso a locaciones europeas (lo cual extraño a más de uno) sobrevino un segundo aire para Allen siendo Match Point (primera película de las cuatro pactadas para realizarse en Europa) la que provocó que todo mundo volteará los ojos hacia él. Y es que la película (que actualizaba de cierta forma el tema visto en Crímenes y Pecados) dejaba de lado el género de la comedia, tan usado en las últimas películas, para dar paso al drama, con lo cual Allen demostró que sigue siendo un director relevante y a su vez estableció a Scarlett Johansson como su nueva musa.

Luego vinieron Scoop y Cassandra’s Dream, las cuales no superaron las expectativas que se tenían en esta nueva etapa del director. Pero todo cambio nuevamente con el anuncio de que la última película del periodo europeo se rodaría en Barcelona y que su elenco estaría constituido tanto por talentosos actores españoles como americanos. Sin duda el mayor atractivo se encuentra en este rubro y es que Javier Bardem, Penélope Cruz y Johansson son actualmente actores muy populares y altamente cotizados. Además la producción se vio reforzada por el ojo público por diferentes motivos: la relación amorosa entre los protagonistas españoles, el anuncio de un trío dentro de la trama y la polémica por la participación de entidades gubernamentales españolas financiando la película.

Es así como Vicky Cristina Barcelona retoma elementos de comedia y nos cuenta la historia de dos amigas americanas que por diferentes propósitos realizan un viaje a Barcelona durante el verano; por un lado Vicky (Rebeca Hall) es una estructurada mujer que aprovecha su estancia en el lugar para profundizar en la identidad catalana (la cual es tema de su maestría) y a su vez para darse un respiro antes de casarse con su prometido en EUA; por otro lado Cristina (Johansson) es una mujer que se encuentra constantemente insatisfecha con su vida y que ve el viaje como la oportunidad perfecta para encontrar nuevas experiencias. Su estancia en el lugar se verá afectado cuando se topen con (nombre del personaje) (Bardem) un enigmático pintor español que las atrapará con su personalidad y que trastocará el mundo de las dos amigas, mientras retorna a su vida su psicótica ex esposa (Cruz).

La dirección de actores es muy buena y salvo Scarlett, los demás actores están perfectamente, lo cual ya se ha visto reflejado en nominaciones para premios importantes. La mayor sorpresa es la actuación de Rebeca Hall; esta actriz logra transmitir a la perfección esa disyuntiva por la que pasa su personaje, el cual es atormentado por la duda de seguir a su corazón o a su cerebro. Otra cosa agradable es Penélope Cruz quien parece reafirmar que solamente cuando actúa en español se acuerda del potencial que tiene y que además borra por completo a Johansson en términos de presencia en pantalla (nada fácil porque la rubia tiene un gran carisma). Bardem sigue confirmando el buen paso que tiene en su carrera y transmite a su vez una personalidad digna de admirarse. Como lo comentaba, la nueva musa de Allen parece distraída y en ciertos momentos su actuación recuerda a cintas anteriores en su filmografía.

Las locaciones son muy bellas y es destacable esa visión de turista que buscó transmitir el cineasta, de hecho él mismo comentó que esa era la intención al retratar a la ciudad no como es sino desde el punto de vista de un extranjero (americano, por supuesto). La fotografía también es buena y le da tintes de postal promocional a la película y creo que muchos se sentirán con ganas de visitar al país aunque no creo que represente el potencial que tiene la cultura española.

El guión esta desarrollado para que cada actor tenga su momento de lucimiento aunque siento que no profundiza en su tema central por lo que el mensaje llega a perderse. Vicky Cristina Barcelona es una comedia con tintes de drama que versa sobre la naturaleza del amor y que aunque disfrutable no pasa de ser un producto un tanto mediocre si consideramos quien esta detrás de las cámaras y que se ve fortalecido por el poderoso cast con el que cuenta.

3 comentarios:

Isaac dijo...

Realmente tu critica es muy pobre y sin bases, clásica critica revistera sin conocimientos....

Herodes dijo...

Quizás si fue una crítica un tanto superficial pero lo que pasa es que estoy tratando de escribir mi punto de vista desde otro enfoque un tanto más light para ver cual funciona más (de hecho a mi me gusta un mayor análisis y en las opiniones que subo al blog trato de hacerlas de esta manera).

Prometo que las siguientes opiniones serán ahora si con mayor carnita y que no parezcan hechas para una revista teen o algo así.

Se agradece el comentario. Saludos

Davotanko dijo...

Hace poco escribí la critica de esta pelicula. Coincido en varios puntos con tu opinión. Nos leemos.

Anuncios google